Festival Holi en Mathura y Vrindavan. Una mala experiencia

Meses antes de llegar a la India, habíamos conseguido hacer coincidir fecha y lugar de tal manera, que pudiésemos celebrar el Festival Holi en Mathura y Vrindavan

Holy fest en Mathura

¿Y por qué elegimos Mathura y Vrindavan para celebrar el Festival Holi? Pues muy fácil. Como la gran mayoría de mochileros, lo que buscamos es vivir experiencias que sean lo más reales posibles, con gente local que mantenga su cultura y tradiciones lo más intactas posibles. Y por esa razón elegimos celebrar el Festival Holi en Mathura. ¿Fiesta tradicional? ¡Pues ahí que vamos!

Qué es el Festival Holi

El festival Holi o la fiesta de los colores tiene un origen religioso basado principalmente en la victoria del bien sobre el mal. Con esta fiesta también se celebra la llegada de la primavera, despidiendo así el invierno coincidiendo con la primera luna llena de finales de febrero o principios de marzo. 

Una de las cosas que más nos han gustado de esta tradición es que durante la duración del festival dejan de existir muchas de las barreras sociales que hay en India. Por ejemplo, las castas no son un problema esos días y todo el mundo es igual, tanto ricos como pobres se tiran agua y colores unos a otros y se abrazan para felicitarse la Holi, ¡¡Happy Holi!!

Celebración en la calle del Festival Holi

Las mujeres en algunos lugares toman el control y protagonismo del festival, de hecho casi cualquier cosa esta aceptada el día del festival Holi.

Bura na Mano Holi Hai!, que significa: ¡No te ofendas, es Holi! o ¡Tranquilo, que es Holi!

Lugares de la India donde celebrar el Festival Holi

Esta tradicional fiesta de colores hindú se celebra principalmente en la India, pero también es popular en todos los países y lugares donde hay una gran concentración de población hindú. A excepción del sur de la India, donde solo se celebra en contados lugares. 

También hay que tener en cuenta que cada ciudad o pueblo tiene su particular manera de celebrar el festival, lo que brinda la oportunidad de poder elegir qué tipo de celebración prefieres.

  • Nueva Delhi

A diferencia de muchos otros lugares, Nueva Delhi es una ciudad moderna dentro de la India por lo que el festival Holi también es uno de lo más modernos de la India. Se celebra el Holi Cow Festival, una fiesta con dj’s, bailes, buena música y, sobre todo, muchos colores por todos lados. Es fácil encontrar a muchos turistas este día en la ciudad disfrutando del festival. 

  • Agra

La ciudad del Taj Mahal también es un lugar donde la fiesta se ha modernizado con el paso de los años, quizá esto se deba a la gran cantidad de turistas que visitan diariamente este lugar.

Aquí encontraras fiestas con dj’s, la ciudad llena de colores y como particularidad también encontrarás el famoso bhang. Esto es una pasta hecha de cannabis con la que los locales se colocan el día del festival. Nosotros no la probamos pero vimos a extranjeros pasarlo muy mal por creer que era como un simple canuto, y al final resulta ser una bomba de relojería, así que, ¡cuidado con el bhang!

  • Pushkar

Ciudad conocida por ser donde muchas tiendas de occidente de moda “hippy” compran ropa. Calles y calles llenas de tiendas con ropa. Esto hace que haya muchos turistas y extranjeros en la ciudad, por lo que la fiesta aunque no es de las más modernas de la India, se está abriendo hacia ese camino. 

Hay recintos cerrados con música donde se juntan tanto turistas como gente local, pero aun así, también hay zonas donde solo hay extranjeros. Y como punto a favor de esta fiesta en este lugar, es que hay mucha policía, con lo cual es difícil que todo se vaya de madre.

  • Udaipur

Personalmente no visitamos esta ciudad, pero sí tenemos conocidos y amigos que lo hicieron y nos han hablado maravillas de este lugar. 

Aquí la fiesta deja de ser tan moderna y pasa a ser un poco más tradicional, aparte de la avalancha de agua y polvos de colores, la familia real invierte mucho esfuerzo (y seguramente dinero), en atraer a la gente a esta ciudad para celebrar el festival Holi. Se prenden unas grandes hogueras y se celebran funciones tradicionales en el palacio real.

  • Jaipur

Aquí el festival ya pasa a ser totalmente tradicional. Una de los puntos característicos de la fiesta de colores en esta ciudad es la cantidad de actividades que hacían con los elefantes. Estas actividades están canceladas casi en su totalidad por las protestas de asociaciones animalistas, lo cual celebramos. Pero aun así en la ciudad rosa, cerca del fuerte de Amber, el día del festival se puede ver algún que otro elefante totalmente enjoyado y vestido para la fiesta.

  • Barsana

Esta ciudad es donde la fiesta está totalmente controlada por las mujeres. Estas se arman con palos y golpean a los hombres tan fuerte como pueden, mientras estos las provocan con canciones. Por eso los hombres suelen acudir con ropa acolchada para sufrir lo menos posible. 

Este hecho es totalmente inusual en la India, ya que las mujeres son las que sufren las restricciones sociales más fuertes del país. Por eso, durante la fiesta de la Holi, lo celebran con gran entusiasmo.

  • Vrindavan

Lugar de peregrinaje por excelencia para celebrar el Festival Holi. Esta ciudad tiene una gran cantidad de templos, siendo el más famoso para celebrar la fiesta de colores el templo Bihari. Durante el día del festival no conseguimos llegar a dicho templo por varios motivos que explicamos en nuestra experiencia en el Festival Holi. Pero si lo que quieres es vivir una fiesta tradicional, este es un lugar idóneo tanto como Barsana. Pero antes de adentrarte en Vrindavan para el festival, lee nuestros consejos para ese día y lugar.

Visitar Mathura

De todos los lugares que visitamos en la India este es el que menos atractivo turístico tiene. Es una ciudad que no ofrece nada al turista, de hecho en 5 días que estuvimos ahí solo vimos a una o dos parejas de extranjeros. Y la gente local flipaba bastante al vernos y no dudaban en venir corriendo a pedirnos fotos. El dueño del hotel donde estuvimos nos dijo que muchos de ellos solo han visto a personas blancas por internet o por la TV, ahí entendimos porqué esa euforia al vernos.

La semana del festival se suele llenar los hostales y hoteles principalmente de turistas locales (hindús de otros lugares de la India). Por miedo a quedarnos sin sitio para dormir, reservamos dos meses antes nuestra estancia, y fue un error ya que la calidad/precio del lugar dejaba mucho que desear

El lugar era principalmente para celebrar bodas y coincidimos con la celebración de una, en la que por un momento, fuimos el principal centro de atención del hotel. 

Imagínate si están poco acostumbrados al turista, que durante la boda, nosotros estábamos en nuestra habitación, y al querer salir a la calle para merendar, la puerta de nuestro pasillo estaba cerrada con cadena y candado. Imaginamos que debía ser para evitar que vinieran a vernos y estuvieran cerca de nuestra habitación, pero tuvimos que esperar un rato hasta que alguien nos escuchó y vinieron a abrirnos.

Los extranjeros que encontramos en Vrindavan durante la Holi reservaron habitación directamente ahí una semana antes del día principal de la fiesta.

  • Krishna Janma Bhoomi Mandir

Es un templo donde se dice que nació el Dios Krishna hace 3600 años. La entrada al templo es totalmente gratuita, pero antes de entrar habrá que dejar cámara de fotos, móviles…

  • Potra Kund

De camino al Krishna Janma Bhoomi Mandie encontramos este baori que antiguamente se usaba para lavar la ropa.

Cosas que ver en Mathura
  • Pasear por las calles cercanas al río Yamuna

Parece que el tiempo no haya pasado en ese lugar, la vida sigue exactamente como hace 100 años. Casi no hay extranjeros que visiten esas calles que parecen laberintos, por eso niños y adultos miran muy extrañados algún extranjero. Aunque parezca fácil perderse, solo hay que preguntar dónde esta el río y seguirlo.

  • Vishram Ghat

Estas son las clásicas escaleras que se adentran en el río Yamuna. Durante el atardecer es cuando más gente se acerca a este lugar para hacer ofrendas el río.

  • Recorrer el río en barca

Justo al lado de Vishram Ghat puedes alquilar barquitos que te darán paseos de 30 minutos. Tanto el precio como la duración hay que negociarla en el momento, todo depende de tu habilidad regateando.

  • Comida en Mathura

La comida en Mathura es mucho mejor en la calle que en restaurantes. De hecho, fue donde mejor comida callejera encontramos y al mejor precio, por 20 rupias (0,26€) teníamos comida de sobra. Lo que sí que nos gustó mucho fue las pastelerías, llenas de repostería típica hindú. La mayoría de cosas están hiperazucaradas, pero aun así, hay cosas deliciosas.

Pre Festival Holi en Vrindavan. Visitar la ciudad

Dos días antes del festival decidimos ir a conocer Vrindavan antes del Festival Holi. Este pueblo está solo a 12 km de Mathura y con un tuk-tuk por 100-200 rupias (1,3-2,6€) llegábamos, pero conseguimos que un hombre en un tractor nos llevara gratis y así lo hicimos.

Templo en Holy fest en Vrindavan

Ese día fue increíble, la gente nos tiraba colores, nos saludaba, alguno nos pedía fotos y la cantidad de gente que había por las calles era lo normal para ser India, así que volvimos al hotel tan contentos como llenos de polvos de colores. Y dos días después, llegó la gran fiesta.

Al principio decíamos que Mathura y Vrindavan eran un lugar tradicional y sin demasiados turistas, ¿verdad? Pues bien, parecía que éramos las primeras personas blancas que pisaban la ciudad.

Festival Holi en Vrindavan. Nuestra experiencia

A los 10 minutos de llegar a la ciudad ya íbamos llenos de colores por todos lados. Esto no era molestia ya que para eso fuimos a la fiesta. La molestia llegó un poco más tarde.

A medida que nos íbamos adentrando en la ciudad la cosa cogía un tono que cada vez nos gustaba menos, es verdad que ese día la expresión que se usa es la de: Bura na Mano Holi Hai! (que significa: ¡no te ofendas, es Holi! o ¡Tranquilo, que es Holi!). Pero para nosotros fue demasiado.

Holi fest en Mathura

Por ser turistas y encima, al haber muy pocos extranjeros, éramos blanco directo de todos los grupos de jóvenes excitados. Conmigo no eran demasiado brutos y se controlaban mucho, pero con Ana, era una auténtica salvajada. Incluso, a veces resultaba agresivo ver cómo la trataban y tanto ella como yo teníamos que cabrearnos e intervenir seriamente para que la dejaran en paz casi constantemente.

Al principio pensábamos que éramos nosotros los que no entendíamos el significado de la fiesta o que nos lo estábamos tomando de malas maneras. Pero no tardamos demasiado en ver a una chica joven y sola en un rincón rodeada de jóvenes locales y con cara de no estar pasando un buen rato. Intentamos llegar hasta ella para decirle si quería sumarse a nosotros e ir más tranquila, pero no pudimos hacerlo.

Holy fest en Mathura

Al cabo de 15 minutos, una pareja de argentinos se nos acercó y nos propuso ir juntos para sumar fuerzas porque con la chica de la pareja estaban teniendo el mismo problema, y el rato que fuimos los cuatro juntos la cosa se pudo controlar más, pero aun así era una locura ver como trataban a Ana y a la otra chica.

Tal era el punto de agobio, que a veces Ana se veía rodeada por 5 o 6 tíos restregándole polvos por la cara y boca y tirándole polvos de malas maneras. Vamos, una mala experiencia en toda regla, tanto que al final decidimos irnos

Es verdad que a veces algún que otro local nos ayudaba a dispersar a la gente que se nos tiraba encima, pero resultaba imposible tener ese tipo de ayuda todo el rato.

Al salir de la fiesta y dirigirnos a Mathura otra vez, nos encontramos con una chica y un chico con quien habíamos estado en el mismo hostal en Agra. Y les pasó lo mismo, también tuvieron que salir de la fiesta por que no podían disfrutar del ambiente, y estaban más pendientes de proteger a la chica que de disfrutar la fiesta.

Consejos

-Si celebras el Festival Holi en Vrindavan o Mathura, es mejor hacerlo en un grupo de gente (cuantos más, mejor), para no ser tan acosado constantemente.

-Tener en cuenta que a las mujeres extranjeras conviene protegerlas todo el rato.

-Llevar ropa vieja y cómoda, y cubrirse el pelo para no llevar la cabeza llena de colores toda la semana.

-Cubrir las cámaras con plásticos, cinta aislante o bolsas estancas que venden en las tiendas de allí pensadas para cámaras.

-Los tuk-tuk compartidos son más baratos.

-Reservar el hostel una sola noche en Mathura, y después ir directamente a Vrindavan a buscar alojamiento para el festival de colores. No esperes encontrar mucha calidad, la oferta para mochileros es escasa.

Otras ciudades de la India

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *