Nos vamos

Un día nos conocimos y cuatro meses más tarde lo dejamos todo para ir a viajar por el mundo. Sin apenas ahorros ni saber qué ruta vamos a seguir, llenamos las maletas con lo que creemos que necesitamos para cambiar de vida y nos vamos.

No es más que una oportunidad que un día se cruza en tu camino en el momento justo, en el preciso momento en el que estás dispuesto a dejarlo todo para irte. Sería algo similar a la expresión ¡SE HAN ALINEADO LOS PLANETAS! Siempre hemos fantaseado con esto de viajar durante tiempo indefinido, ver países y aprender de ellos, sabiendo que sería una manera sino de obtener la felicidad en su totalidad, al menos, intentar ir tras ella.

Una vez ya teníamos la decisión tomada, tocaba ir haciéndola realidad, lo que implica organizar billetes, hacer currículums, informarte de la burocracia necesaria para poder empezar a trabajar en un país, su sanidad, bancos, buscar alojamiento…

Esta parte quizás sea la más fácil, ya que hoy en día con solo poner en un buscador la información que necesitas de un país tienes cientos de páginas donde adquirirla y cientos de blogs que informan sobre lo necesario según el país al que vayas.

Las partes menos fáciles y más agridulces quizás sean dar la noticia a la familia, amigos y trabajo.

Contarle a la familia que decides dejarlo todo para ir a viajar no es nada fácil, ya que no sabes como van a reaccionar, si intentarán con ahínco disuadirte de tan alocada idea o si, por el contrario, entenderán tu juventud y tus ganas de dar rienda suelta a tus inquietudes. Por suerte para nosotros y, aunque no haya sido fácil para ellos al principio, han sabido entendernos y apoyarnos.

Despedirse del trabajo es un gran paso de confirmación de que la historia va enserio.

Ambos teníamos unos trabajos que, aunque no fueran nuestro summum soñado en la vida, nos gustaban, tenían un buen ambiente, los conocíamos y desenvolvíamos sobradamente en ellos, teniendo así una zona cómoda que nos proporcionaba ingresos suficientes para poder desarrollar nuestras habilidades e inquietudes aquí, en Mallorca.

Pero, ¿qué es eso comparado con poder viajar por el mundo y no por ello dejar de desarrollarnos en nuestros campos y más aún sintiéndonos realizados? Vamos, que seria de locos no aprovechar la oportunidad.

De estos tres puntos el más fácil es dar la noticia a tus amigos, ya que apoyan ciegamente tu causa e incluso les da envidia sana la experiencia que vas a vivir, y los ánimos, consejos y ganas que transmiten son impagables.

Si la organización del viaje y la búsqueda de información necesaria para ir a vivir a un país no deja de ser un montón de notas en un papel, dar la noticia a la familia, trabajo y amigos es una confirmación que enviste con la fuerza de una montaña diciéndote:

¡¡¡QUE ESTO VA ENSERIO, QUE TE PIRAS!!!

Como decíamos al principio, nos conocimos hace cuatro meses, lo cual no deja de ser otra aventura dentro del plan de viajar, ya que seguir conociéndonos forma parte del viaje. Al principio solo éramos dos desconocidos entrando como huracanes uno en la vida del otro, poniendo nuestras realidades patas arriba, invitando a construir algo nuevo y totalmente diferente a lo construido hasta ahora. La energía e ilusión que se siente cuando estás en los primeros meses de una relación, sumados al plan de viajar juntos por el mundo, hacen que el conocernos sea algo fácil, ya que nos vemos constantemente forzados a planear, idear y a tomar decisiones juntos y, si en todo esto no hubiera complicidad y armonía, sería imposible llevarlo a cabo.

Nuestro primer destino es Bournemouth, al sur de Inglaterra, es una zona costera con alta afluencia de turistas en temporada alta, lo cual nos hace pensar que será fácil encontrar trabajo en todo lo que engloba el turismo, tiendas, bares, restaurantes, hoteles… Esperamos estar en los cierto. Nuestra idea principal es ir a Bournemouth a aprender inglés, ya que aunque podemos defendernos en inglés, no somos expertos en el idioma y una vez adquirido el nivel suficiente viajar a Australia, ya que allí son más exigentes a la hora de entrar en el país y te piden un buen nivel de inglés, entre otros requisitos, pero eso vendrá más tarde.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *